5 averías comunes del coche y cómo evitarlas

averías coche más comunes

Tener un vehículo implica una serie de gastos a los que hacer frente y que pueden salir muy caros. Con el paso de los años es normal que un coche tenga que pasar por las manos de un mecánico de manera más frecuente. Aún así, pequeños gestos pueden hacer que nos ahorremos unos cuantos centenares de euros en averías. Uno de los imprescindibles para evitar las averías más comunes de un coche es realizar las revisiones que nos marca el fabricante. Normalmente, estas revisiones tienen que realizarse el primer año o a los 15.000 km y el segundo año o a los 30.000 km.

5 averías comunes del coche y cómo evitarlas

MOTOR: Es muy importante vigilar la temperatura del motor. Cualquier problema que haya con la refrigeración puede derivar en una avería muy costosa. Es importante revisar periódicamente los niveles de líquido refrigerante y aceite.

NEUMÁTICOS: Es aconsejable revisar la presión, los dibujos y su estado. Y es fundamental controlar los 4 neumáticos para ver si existe la necesidad de realizar una rotación o cambiarlos. Un desgaste excesivo puede tener consecuencias nefastas. Hay que revisarlos constantemente.

BATERIA: Revisa la batería sobretodo a partir del tercer año de vida. Las baterías tienen un vida útil determinada y es muy vulnerable a las bajas temperaturas, así que es fácil que falle en invierno más que en verano.

CAJA DE CAMBIO: Una conducción adecuada puede alargar la vida del embrague. Dejarlo pisado cuando estamos en punto muerto, cambiar de marcha de manera brusca o conducir con la mano en cambio de marchas, pueden acelerar una avería que puede salirte muy cara. Según el tipo de vehículo, el cambio de embrague puede llegar a costar hasta 1.300€.

CORREA DE DISTRIBUCIÓN: Para evitar averías en esta parte de vehículo es fundamental hacer las revisiones que marca el fabricante. Es una de las averías más costosas que puede llegar a los 2.000€.

Como ya hemos comentado, la prevención es fundamental para evitar sorpresas desagradable. La mayoría de los coches de hoy en día avisan al conductor cuando es necesario hacer una revisión.