Diccionario de seguros

No se sienta perdido y consulte el significado de los principales términos específicos que usamos en el mundo de los seguros.

 

 

A

Accidente:
Suceso, productor de daños, que derive de una causa violenta y súbita, externa y ajena a la intencionalidad del asegurado. En el ámbito asegurador, se identifica con "siniestro" y constituye la materialización del riesgo cuya cobertura se pretende con la póliza.
El artículo 100 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, lo define diciendo: "Sin perjuicio de la delimitación del riesgo que las partes efectúen en el contrato, se entiende por accidente la lesión corporal que deriva de una causa violenta, súbita, externa y ajena a la intencionalidad del asegurado, que produzca invalidez temporal o permanente o muerte".
Accidente laboral:
Accidente que produce un daño personal a una persona que pertenezca a una nómina, con ocasión o a consecuencia del trabajo, incluso en el transcurso del desplazamiento hacia o desde el lugar de trabajo. No impide la calificación como accidente de trabajo: La imprudencia profesional que es consecuencia del ejercicio habitual de un trabajo y se deriva de la confianza que éste inspira; ni la concurrencia de culpabilidad civil o criminal del empresario, de otro trabajador o de un tercero, salvo que no guarde relación alguna con el trabajo.
Accidente in-itinere:
Accidente laboral que se produce al ir o regresar del trabajo.
Acción Civil:
Demanda interpuesta ante la autoridad judicial para ejercitar o reclamar un derecho, siendo esta pretensión constitutiva, declarativa o extintiva del mismo.
Acción Penal:
Pretensión interpuesta ante la autoridad judicial con objeto de comenzar un proceso de carácter penal, iniciándose el mismo, bien por denuncia, bien por querella.
Acción directa:
Acción y efecto de reclamar directamente, por parte del perjudicado o sus herederos, contra la entidad aseguradora del causante del daño o perjuicio, para obtener la indemnización. (artículo 76 de la Ley de Contrato de Seguro).
Accidente de circulación:
Toda lesión corporal que sobrevenga por el hecho de la circulación de vehículos a motor legalmente autorizados para ello, en toda clase de vías destinadas a este fin.
Aceptación de Póliza:
El asegurado tiene un plazo de 30 días para aceptar la póliza recibida. Dentro de dicho plazo, puede revisar, objetar, hacer modificar el contenido y rechazarla.
Actor vandálico o malintencionados:
Actuaciones voluntarias, cometidas con el único fin de causar daños en los bienes asegurados, siempre que sean realizadas por personas distintas del Asegurado, sus familiares, o personas que con él convivan o de él dependan.
Agente de Seguros:
Los agentes de seguros (o sociedades de agencia) son mediadores afectos a la entidad aseguradora, a los que une un vinculo contractual y una relación de dependencia, donde la entidad responde por las acciones del mediador y éste actúa en nombre de la entidad.
Se comprometen a realizar por cuenta de ésta labores de mediación, promoción, asesoramiento preparatorio y asistencia posterior con tomadores, asegurados o beneficiarios de los seguros. Su vinculación debe ser exclusiva, es decir, no podrán estar vinculados simultáneamente por contrato de agencia con más de una entidad aseguradora, a menos que ésta le autorice expresamente para operar con otra entidad en determinados ramos, modalidades o contratos de seguros que no practique ella misma.
Las entidades aseguradoras llevan un registro de sus agentes, asignándoles un número de registro, dato que cada agente debe incluir en su publicidad y documentación propia.
Agravación del riesgo:
Situación que se produce cuando, por causas ajenas al asegurado el riesgo cubierto por la póliza adquiere más peligrosidad que la inicialmente prevista.El asegurado está obligado a comunicar las circunstancias agravantes al asegurador en cuanto las conozca. De acuerdo a la ley 17.418 Art. 37: "Toda agravación del riesgo asumido que, si hubiese existido al tiempo de la celebración, a juicio de peritos, hubiera impedido el contrato o modificado sus condiciones, es causa especial de rescisión del mismo".
Aminoración de las consecuencias del siniestro:
Reducción de las consecuencias de un daño adoptando las medidas de salvamento adecuadas, es una obligación esencial del tomador/asegurado.
Ampliación de coberturas:
Aumento de los capitales o de las garantías prestadas por una póliza.
Anexo:
Unido a otra cosa y que depende de ella. Los contratos de seguros, normalmente, constan de anexos que forman parte del mismo, pero solo tienen validez si existe la póliza de seguro.
Anticipo:
En los seguros de vida un anticipo es la cantidad que puede percibir el asegurado a cuenta del capital que en su momento le corresponda, cumplidas las condiciones establecidas en la póliza. Los anticipos sólo se dan en las modalidades donde está previsto el derecho de rescate.
Anualidad:
Es el período de doce meses por el que se contratan, normalmente, las pólizas de seguro. Se denomina prorrogable cuando tácitamente se renueven los contratos de seguro al término de la primera anualidad.
Anulación del recibo:
Acto por el que deja sin efecto el recibo incorrectamente emitido a favor del asegurado, bien por inexistencia del contrato de seguro o por inexactitud del mismo.
Arbitraje:
Tasación por peritos imparciales del valor de los bienes o de la extensión de los daños. A través de esta fórmula se resuelven las diferencias que se puedan dar entre asegurado y asegurador en la concreción o valoración de un siniestro, para su posterior indemnización.
ASCIDE:
Convenio entre Entidades aseguradoras de automóviles para, sobre la base del Parte amistoso de declaración de siniestro, facilitar la tramitación y resolución de siniestros.
Asegurado:
En los seguros de personas es quien está expuesto al riesgo. En los seguros de daños es la persona física o jurídica titular del interés objeto del seguro, y que en ausencia del tomador asume las obligaciones derivadas del contrato.
Asegurador:
Entidad que asume el riesgo pactado en el contrato. A cambio recibe el pago de una cantidad denominada prima. El asegurador debe ser siempre una persona jurídica.
Asegurar:
Prevenir las consecuencias económicas dañosas de un evento futuro e incierto (riesgo).
Asistencia:
Dentro del ámbito del seguro, puede considerarse como la forma principal de aplicar los distintos sistemas de prevención de riesgos.
Asistencia Sanitaria:
Conjunto de prestaciones derivadas del tratamiento médico-hospitalario efectuado a personas con enfermedad o lesiones a causa de accidentes de cualquier índole.
Atraco:
Sustracción ilegítima de bienes muebles contra la voluntad del asegurado, mediante actos de intimidación o violencia.
Aviso de rescisión:
Comunicación que, dentro del plazo de preaviso establecido, se efectúa a la otra parte contra-tante, indicándole la intención de dejar sin efecto el contrato.
Aviso de Siniestro:
Documento por el que el asegurado comunica a su asegurador la ocurrencia de determinado accidente, cuyas características guardan una relación directa con las previstas en la póliza de seguro y todo ello para que se efectúe la indemnización. Es sinónimo de parte de siniestro.

B

Beneficiario:
Persona designada en el contrato con derecho a percibir la prestación de la compañía aseguradora en caso de que ocurra el siniestro cubierto en la póliza.
Bienes Asegurados:
Son los comprendidos bajo el concepto de Continente y/o Contenido en las Condiciones Particulares de la Póliza. Con los límites en las Condiciones Generales y Particulares de la Póliza, se garantizan los bienes asegurados frente a los riesgos que se especifican en estas Condiciones Generales.
Bonificación:
Rebaja especial sobre el costo del seguro.
Buena fe:
Principio básico y característico de todos los contratos, obligando a las partes de los mismos a actuar con la máxima honestidad. Por definición el contrato de seguros está fundado en la buena fe de las partes y la inexistencia de esta conlleva la nulidad radical del contrato.

C

Capital asegurado:
Valor atribuido por el titular de un contrato de seguro a los bienes cubiertos por la póliza y cuyo importe marca la cantidad máxima que está obligado a pagar el asegurador en caso de siniestro.
Carta de garantía:
Documento emitido por el asegurador certificativo de la existencia del contrato y que tiene validez como recibo. Se emite desde el efecto hasta la emisión del contrato.
Carta verde:
Denominado también Certificado Internacional de Seguro, es un documento que goza de los mismos efectos en los países del Convenio correspondiente. Mediante la carta verde se garantiza la responsabilidad civil en que pueda incurrir el usuario de un vehículo, por hechos derivados de la circulación del mismo.
Cartera de Seguros:
Es el conjunto de pólizas de seguros cuyos riesgos están cubiertos por una entidad aseguradora.
Cesión de cartera:
Acuerdo en virtud del cuál una entidad de seguros (Cedente) cede a otra (Cesionaria) la totalidad de sus contratos de seguros vigentes, o bien sólo los referidos a varios ramos, o partes de los mismos.
Cláusula:
Disposición contenida en las Condiciones del Contrato.
Coaseguro:
Se da este nombre a la concurrencia de dos o más entidades de seguros en la cobertura de un mismo riesgo.
Cobertura:
Es la prestación que se ofrece en los términos establecidos en la Póliza, cuando se produce un siniestro que afecte a cualquiera de las garantías contratadas. Compromiso aceptado por un asegurador en virtud del cual se hace cargo, hasta el límite de la suma asegurada , de las consecuencias económicas que se deriven de un siniestro.
Comisión:
Es el sistema utilizado para retribuir económicamente las funciones de mediación o producción de seguros de los agentes y corredores; Esta equivale a una parte proporcional de las primas conseguidas por éstos en su labor comercial directa a través de su intervención o colaboración.
Comisión Liquidadora de Entidades aseguradoras (C.L.E.A):
Organismo con personalidad jurídica pública, afecto al Ministerio de Economía y Hacienda y cuya actividad se efectúa en régimen de derecho privado, creado por el Real Decreto 11.6.84, que tiene por objeto asumir las funciones de liquidador en los supuestos de liquidación de entidades de seguros que sean intervenidas por el Estado.
Compensación de capitales:
Convenio que permite aplicar al Continente o Contenido que resultare insuficientemente asegurado, en el momento de la ocurrencia de un siniestro, el exceso de capital que pudiera darse en cualquiera de ellos. Dicha compensación se efectúa hasta el límite en que la prima neta que resulte de multiplicar las respectivas tasas de prima al nuevo reparto de capitales, sea igual a la satisfecha en el último vencimiento.
Condiciones especiales:
Matizan lo dispuesto en las condiciones generales y particulares de un contrato de seguro.
Condiciones Generales:
Son las condiciones comunes del contrato, redactadas por el Asegurador, que expresan disposiciones de la ley de seguros y cláusulas específicas sobre riesgo cubierto, riesgos excluidos, bienes con valor limitado, etc. Son iguales para todas las pólizas contratadas con un mismo asegurador en una determinada modalidad.
Condiciones Particulares:
Son condiciones habitualmente impresas en anexos que individualizan las características del riesgo y datos del asegurado o bien recogen coberturas adicionales surgidas de las tarifas vigentes. Prevalecen sobre las generales comunes o las generales específicas.
Consorcio de Compensación de seguros Privados (C.C.S):
Organismo autónomo oficial dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, que tiene por objeto, entre sus muchas competencias, indemnizar los daños de las personas, así como los daños materiales directos de las cosas, que se encuentren asegurados por entidades aseguradoras privadas, y que se produzcan en territorio nacional como consecuencia de riesgos extraordinarios.
Asimismo, en relación con el seguro del automóvil obligatorio corresponden en España al consorcio bajo unos límites y determinadas circunstancias, ejemplo: Un vehículo robado es el causante del siniestro.
Conducciones comunes:
Instalaciones de suministro o saneamiento, de uso comunitario, que dan servicio a todos o varios de los locales o viviendas que componen el riesgo asegurado.
Conducciones privadas:
Instalaciones de suministro o saneamiento, de uso exclusivo de cada una de las viviendas o locales que componen el riesgo asegurado.
Contenido:
Siempre que se encuentren en el interior de la vivienda o en dependencias anexas y de propiedad del asegurado, sus familiares o personas que convivan con él o del personal doméstico, se considerará contenido al conjunto de bienes muebles, ajuar personal o doméstico, electrodomésticos, equipos de visión, sonido y ordenadores; joyas y alhajas, dinero en efectivo y objetos de valor en los límites contemplados por cada uno de los Aseguradores.
Continente:
El inmueble objeto de la póliza de seguro, incluyendo los cimientos, muros, paredes, cubiertas, techos, suelos, puertas, así como las instalaciones fijas del mismo, tales como las sanitarias, de calefacción, de sonido, de extinción de incendios, de protección contra el robo, de televisión, etc. En general, todo aquello que forme parte del inmueble asegurado. No se consideraran continente aquellos bienes que puedan separarse de la superficie que los sustenta sin ocasionar daños al propio bien o a dicha superficie. También se considerará continente: la decoración interior de las paredes, techos o suelos, excepto tapices, murales y pinturas de valor artístico. Las vallas, muros, cercas y verjas que sirvan de cierre y circunden el perímetro donde se halle situado el inmueble. Garajes, cuartos trasteros y dependencias anexas al inmueble asegurado. En caso de copropiedad, la garantía del seguro comprende la proporción en los elementos comunes que le corresponda, siempre que resulte insuficiente el seguro común establecido por los copropietarios o en caso de inexistencia de éste. Todo ello sometido a las restricciones o ampliaciones concretas contempladas por cada uno de los Aseguradores.
Contrato de Seguro:
Es el documento o póliza suscrita con una entidad de seguros en el que se establecen las normas que han de regular la relación contractual de aseguramiento entre ambas partes (Asegurado y Asegurador), especificándose sus derechos y obligaciones respectivos. Desde el punto de vista legal, "el contrato de seguro es aquél por el que el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima y para el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura, a indemnizar, dentro de los límites pactados, el daño producido al asegurado, o a satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones convenidas".
Corredor de Seguros:
Los corredores de seguros son, mediadores independientes y no afectos a la entidad aseguradora, que actúan por cuenta propia, a los que se exige titulación y están sometidos a un régimen de control administrativo.
Se encuentran sometidos a una estricta normativa de requisitos financieros y de profesionalidad, cuyo cumplimiento es preciso para poder acceder y desarrollar la actividad de mediación de seguros.
Destaca, en particular, la obligatoria obtención del denominado diploma del mediador de seguros titulado por parte de las personas físicas corredores y de quienes ejerzan la dirección técnica en las personas jurídicas (corredurías). Dicho diploma es expedido por la Dirección General de Seguros del Ministerio de Economía y Hacienda.
Esta misma Dirección General de Seguros gestiona un Registro especial de corredores, sociedades de correduría y sus altos cargos, en el que obligatoriamente deben inscribirse este tipo de mediadores.
Según define la propia Dirección General de Seguros, los mediadores de seguros independientes son mediadores libres de vínculos que supongan afección respecto a las aseguradoras. La ley les confiere la misión de ofrecer a los asegurados un asesoramiento profesional, especializado e imparcial, fundado en su independencia. Por tanto debe recomendar a sus clientes las coberturas de seguro y las entidades que mejor se adapten, a su juicio profesional a las necesidades del consumidor.
Cuestionario:
El tomador del seguro tiene el deber, antes de la conclusión del contrato, de declarar al asegurador todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo objeto del seguro. (Art. 10 de la Ley del Contrato de Seguro).

D

Daño:
Pérdida personal o material producida a consecuencia directa de un siniestro.
Daños eléctricos:
Quedan cubiertos los daños sufridos por los aparatos eléctricos garantizados, causados por corrientes anormales, cortocircuitos, propia combustión o caída del rayo, aun cuando o raíz de tales hechos no se origine incendio, siempre que la instalación eléctrica del inmueble asegurado se ajuste o las normas legales y administrativas vigentes en el momento del siniestro.
Daño consecuencial:
A diferencia del daño directo, el que se produce como efecto mediato o indirecto de un siniestro.
Daño directo:
El que tiene su origen inmediata y directamente en la producción del evento dañoso o siniestro. Se contrapone al daño consecuencial (o indirecto).
Daño indemnizable:
El que, por estar cubierto por una póliza, es susceptible de indemnización.
Daños materiales:
La destrucción, deterioro o desaparición de los bienes asegurados, en el lugar descrito en la Póliza.
Daños materiales producidos por actos vandálicos:
Quedan cubiertos los daños materiales producidos por actos de vandalismo cometidos, individual o colectivamente, con el solo y único fin de causar daño, por terceras personas.
Daños materiales producidos por derrame y escape accidentales:
Quedan cubiertos los daños materiales ocasionados por las instalaciones de extinción de incendios o de aire acondicionado, como consecuencia de falta de estanqueidad, escape, derrame, fuego, rotura, caída, derrumbamiento o, en general, fallo de cualquiera de los elementos de dichos instalaciones que utilicen agua. Siempre que se asegure Continente, se incluyen, asimismo, los gastos ocasionados por la búsqueda, reparación y tapado de las conducciones causantes de los daños indemnizables.
Daños materiales producidos por el agua:
Quedan cubiertos los daños materiales y directos, ocasionados como consecuencia occidental e imprevisto de:
  • Averías, roturas, atascos, escapes o desbordamientos, de las conducciones de agua, desagües, depósitos fijos e instalaciones fijas del inmueble objeto del seguro.
  • Omisión involuntaria de cierre de grifos, llaves, o válvulas de agua.
Daños materiales producidos por inundación:
Quedan cubiertos los daños materiales sufridos por los bienes asegurados a consecuencia de inundación por rotura, desbordamiento o desviación accidental de presas, diques de contención, lagos sin salida natural, canales, acequias, alcantarillado, colectores y otros cursos o cauces, en superficie o subterráneos construidos por el hombre, siempre que la inundación no sea producido por hechos o fenómenos que correspondan o riesgos amparados por el Consorcio de Compensación de Seguros. Asimismo, se indemnizarán los gastos de desembarre y extracción de lodos que se originen como consecuencia de un siniestro amparado por esto Garantía.
Daños materiales producidos por ondas sónicas:
Quedan cubiertos los daños materiales o consecuencia de ondas sónicas, producidos por astronaves o aeronaves, u originados de cualquier otro modo.
Daños materiales producidos por viento, lluvia, pedrisco y nieve:
Quedan cubiertos los daños materiales y directos causados por el viento, la lluvia, el pedrisco o la nieve, en los bienes garantizados; siempre que, en cuanto al viento, se acredite una velocidad de al menos 96 kilómetros por hora, y respecto o la lluvia, el pedrisco y la nieve, cualquiera que sea su intensidad. Asimismo, se garantizan los daños materiales producidos por filtraciones de agua a través de la cubierta, techos, suelos, muros y/o paredes, cuando dichas filtraciones no sean debidas a falta de reparación o conservación del inmueble.
Daños materiales producidos por colisión de vehículos terrestres o caída de aeronaves:
Se cubren los daños materiales producidos en los bienes asegurados por choque o impacto de vehículos terrestres, aeronaves y/o objetos y mercancías transportados en los mismos, siempre que ni unos ni otros sean propiedad o estén en poder o bajo control del Tomador del Seguro y/o del Asegurado o de las personas por los que deban responde.
Daños materiales producidos por el humo:
Se cubren los daños materiales producidos por el humo, o consecuencia de fugas o escapes repentinos o anormales que se produzcan en hogares de combustión, de cocción o sistemas de calefacción, siempre que los mismos formen parte de las instalaciones del establecimiento asegurado.
Declaración Amistosa de Accidentes:
Parte de siniestros por el cual se agilizan los trámites administrativos de resolución del siniestro. Es imprescindible que esté firmado por ambos conductores, y que ambos tengan suscrito el seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio.
Declaración de salud:
Formulario por medio del cual el Asegurador obtiene del Tomador la información necesaria sobre las características del riesgo a garantizar, con el fin de decidir acerca aceptación y, en este caso, aplicar la tasa de prima correspondiente.
Deducible:
Cantidad o porcentaje establecido en una póliza cuyo importe ha de superarse para que se pague una reclamación, sinónimo de franquicia.
Demanda:
Escrito que da inicio a un procedimiento judicial civil.
Derecho habientes:
Son los herederos de una persona o beneficiario de las indemnizaciones establecidas en la póliza de seguros.
Dictamen pericial:
Opinión o juicio que emite un perito tasador en relación con los daños sufridos como consecuencia de un siniestro, sus causas y consecuencias.
Dirección General de Seguros (D.G.S.):
Es el órgano de control de la actividad aseguradora, encuadrado en el Ministerio de Economía y Hacienda.
Ejerce materialmente el control sobre las autorizaciones para ejercer la actividad de seguros, de las cesiones de cartera, la supervisión de documentos, control sobre los agentes y corredores, etc.
Disminución del riesgo:
Situación que se produce cuando, por causas ajenas al asegurado el riesgo cubierto por la póliza adquiere menos peligrosidad que la inicialmente prevista. La disminución puede llevar aparejada el ajuste correspondiente de primas.
Dolo:
Artificio o simulación de que se sirve una persona para la ejecución intencionada de un acto en perjuicio de otro, también es llamado mala fe.

E

Edad actuarial:
Edad del asegurado, en el seguro de vida, a efectos de tarificación de riesgo. Se obtiene tomando como edad la fecha de aniversario más cercana en el momento de realizar el contrato de seguro.
Edificio:
El conjunto de cimientos, estructura, muros, paredes, tabiques, suelos, techos, cubiertas, que forman el edificio designado en las Condiciones Particulares de la póliza, así como cuantas instalaciones fijas existan para su servicio, tales como las de agua, electricidad, gas, calefacción, refrigeración, telefónicas, antenas colectivas y/o parabólicas, ascensores, montacargas, portero automático, y todo aquello que siendo propiedad de los Asegurados, constituyan anexos del edificio objeto del seguro, como garajes, cuartos traseros, jardines, zonas de recreo o deportivas, piscinas, vallas, cercas, verjas, dependencias auxiliares, y en general todo cuanto exista o pueda existir para su solidez; comodidad e higiene. Asimismo se considera edificio: Las reformas, mejoras, cambios, sustituciones realizadas, o elementos incorporados al edificio individualmente por los propietarios o usuarios, respectivos de las viviendas que componen el inmueble objeto del seguro.
Efecto del seguro:
Momento a partir del cual el contrato de seguro empieza a obligar a la Entidad aseguradora que lo ha concertado.
Enfermedad:
Toda alteración de la salud cuyo diagnóstico y confirmación sea efectuado por un médico legalmente reconocido donde preste sus servicios y que se hubiera contraído durante la vigencia de la póliza.
Enfermedad congénita:
Es aquella que existe en el momento del nacimiento, como consecuencia de factores hereditarios o afecciones adquiridas durante la gestación hasta el mismo momento del nacimiento. Una afección congénita puede manifestarse y ser reconocida inmediatamente después del nacimiento, o bien ser descubierta más tarde, en cualquier periodo de vida del individuo.
Enfermedad profesional:
Pérdida de salud producida como consecuencia del desempeño continuado de un trabajo, y debida precisamente a las características del mismo.
Enfermedad preexistente:
Aquella que desde el punto de vista médico ya existía con anterioridad al momento de la contratación o alta de la póliza.
Entidad de Seguros:
Nombre con el que se conoce a la empresa dedicada a la práctica de la actividad de seguros. Sinónimo de asegurador.
Evaluación del daño:
Estimación del valor económico de la pérdida o quebranto sufrido por el asegurado en sus bienes o patrimonio, como consecuencia del acaecimiento del evento dañoso previsto en la póliza.
Examen médico:
En el seguro de vida es necesario un reconocimiento médico de la persona en cuya vida recae el riesgo, es necesario para la evaluación y tarificación del mismo por parte de la compañía de seguros.
Exclusión del riesgo:
Decisión de la compañía de seguros por la cual quedarán excluidas garantías o coberturas de la póliza para determinados riesgos o que estando incluidos queden fuera de la misma cuando concurran una serie de circunstancias o condiciones preestablecidas.
Extensión del seguro:
Conjunto de coberturas de una póliza o de los riesgos amparados en ella.
Explosión:
Acción súbita y violenta de la presión y/o de la depresión del gas o de los vapores.
Expoliación:
Sustracción o apoderamiento ilegítimo de los bienes designados en la póliza contra la voluntad del asegurado, mediante actos de intimidación o violencia, realizados sobre las personas que los custodian o vigilan.
Extorno:
Reembolso o devolución, total o parcial, de la prima percibida anteriormente por la Entidad aseguradora (extorno o retorno de prima) y/o de la comisión ya percibida por el mediador (extorno o retorno de comisión) en caso de rescisión, modificación, reemplazo o anulación de la póliza o contrato de seguro.

F

Fianza:
Obligación contraída para asegurar los pagos de un tercero. Cuando es judicial es la que grava la posible falta de pago a un tercero de las indemnizaciones ha que hubiera lugar por responsabilidad civil.
Finiquito:
Documento que contiene el acuerdo llegado entre dos personas físicas o jurídicas, que pone fin al conflicto existente entre ambas, y que contiene los datos identificadores del mismo, relación de cantidades a satisfacer u obligaciones a hacer o no hacer, y renuncia de derechos y acciones.
Formalización de la póliza:
Serie de acontecimientos que originan el nacimiento de la cobertura (firma del condicionado general y particular, pago de la prima). A pesar de lo antes dicho, parte de la doctrina mantiene que es un contrato consensual, y que se perfecciona por el acuerdo de las voluntades, aunque la prueba de su existencia sin la formalización, es prácticamente, imposible.
Fraccionamiento de pago:
Forma de pago de la prima consistente en abonarla en varios plazos. Es una facultad que conceden las aseguradoras para facilitar el abono de las primas. Normalmente, implica un pequeño aumento.
Franquicia:
La cantidad expresamente pactada que se deducirá de la indemnización que corresponda en cada siniestro.
Fuerza mayor:
Hecho que imposibilita el cumplimiento de una obligación, independiente de la voluntad de la persona, no previsible o que, siéndolo, no es evitable. Generalmente las consecuencias económicas de estos acontecimientos no son indemnizables por no estar cubiertos por las garantías de la póliza.

G

Garantía provisional:
Compromiso adquirido por el asegurador por el que concede a un asegurado cualquiera, y durante un cierto, que normalmente son 15 días, la cobertura de un riesgo antes de la formalización del contrato de seguro definitivo, es conocido vulgarmente como "seguro provisional".
Gastos de salvamento:
Los originados por el empleo de medios para aminorar las consecuencias del siniestro, con inclusión de los gastos originados por la aplicación de las medidas adoptadas por la Autoridad o el Asegurado para cortar o extinguir el incendio o evitar su propagación.
Gastos generales permanentes:
Se entenderá por tales aquellos que no varían en función directa de las actividades de la empresa asegurada y que, consecuentemente, deberán ser mantenidos a pesar de la interrupción total o parcial de la explotación. A título de ejemplo, enunciamos a continuación algunos costes que tienen la consideración de Gastos Generales Permanentes: Salarios, Seguros Sociales, impuestos (excepto sobre beneficios), alquileres, directamente relacionados con la explotación del establecimiento asegurado. Intereses de Préstamos y Gastos Bancarios, siempre que estén directamente relacionados con la explotación del negocio objeto del seguro. Amortizaciones etc.
Gran Invalidez:
Situación del trabajador que, como consecuencia de una Invalidez Permanente Absoluta, o bien derivada de pérdidas funcionales anatómicas, necesita de la asistencia de otra persona para poder realizar los actos más esenciales para la vida.
Gerencia de riesgos:
Conjunto de medios destinados a proteger los elementos y recursos de una empresa contra los daños o pérdidas que se puedan derivar de un posible siniestro.

H

Hipoteca:
Es la garantía real que se genera sobre algunos bienes para responder del cumplimiento de alguna obligación contraída.
Hurto:
Apropiación de una cosa ajena sin que medie violencia ni intimidación en las personas o cosas, y con un fin claro de ánimo de lucro.

I

Impago de la prima:
Es la falta de abono de la prima por parte del tomador del seguro, que es el obligado, legalmente, a hacerlo. Las consecuencias que tiene el impago difieren en el caso de que sea la primera prima, o sean sucesivas primas. En el primer supuesto, la cobertura no entra en vigor. En el segundo, la entidad aseguradora puede optar por reclamar el importe, o por no hacerlo en seis meses, en cuyo caso el contrato se extingue.
Impacto:
Choque de vehículos terrestres y/o animales, siempre que no sean propiedad, estén en poder o sean manipulados por los asegurados, familiares hasta segundo grado o personas de las que sean civilmente responsables, así como la caída de aeronaves, partes de ellas u objetos caídos de las mismas.
Impuestos internos:
Concepto que forma parte del costo del seguro, variando en algunos ramos. El asegurador actúa como agente de retención.
Incendio:
La combustión y el abrasamiento con llama capaz de propagarse en objetos que no estaban destinados a ser quemados en el lugar y momento en que se producen.
Incoar:
Acción y efecto de iniciar un procedimiento judicial.
Indemnización:
En el caso de la actividad aseguradora se conoce como tal al importe o cantidad que está obligado a pagar la entidad aseguradora en caso de producirse el siniestro que está amparado en la póliza de seguros.
Indisputabilidad:
Con carácter específico, se denomina así en el seguro de vida a la circunstancia de que no pueden perjudicar al asegurado las omisiones o reticencias que, sin mala fe, haya tenido al hacer la declaración de seguro que ha servido para la emisión de la póliza.
Infidelidad:
La sustracción, fraude, falsificación o malversación de efectivo y/o valores, propiedad del asegurado, cometido por las personas que estén al servicio del mismo.
Infraseguro:
Situación que se produce cuando el valor de la Suma Asegurada es inferior al Valor Real del objeto Asegurado. De producirse el infraseguro, podría ser de aplicación la Regla Proporcional.
Invalidez absoluta:
Situación que inhabilita al trabajador por completo para TODA profesión u oficio.
Invalidez permanente:
Para la delimitación del riesgo de Invalidez Permanente puede utilizarse dos criterios:
  • Criterio expreso: Consiste en especificar las pérdidas anatómicas o funcionales que darían lugar al pago de la Prestación (como por ejemplo la pérdida de brazos, de manos, la ceguera, etc.), lo que lleva a insertar en los condicionados de la póliza extensos baremos con sus causas objeto de pago de Prestación.
  • Criterio genérico: Estableciendo una definición no acotada del riesgo, como por ejemplo, la que lo define como "la irreversible situación física o mental del Asegurado, provocada por accidente, que determina su total ineptitud para el mantenimiento permanente de: Cualquier relación laboral o actividad profesional, cuando la invalidez cubierta es la absoluta, la profesión expresamente declarada u otra similar propia de su formación y conocimientos profesionales, cuando la invalidez cubierta es la profesional".
Invalidez permanente Parcial para la profesión habitual:
Incapacidad que sin alcanzar el grado de total, ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en el rendimiento normal para su profesión sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.
Invalidez permanente Total para la profesión habitual:
Enajenación mental incurable, ceguera completa, parálisis completa, pérdida o impotencia funcional de los dos brazos, de las dos piernas, de los dos pies y la simultánea de un miembro inferior y otro superior de los que quedan reseñados y cualquier otra lesión que determine la incapacidad permanente y absoluta para todo trabajo. La indemnización por invalidez permanente total será del 100% de la suma asegurada.
Invalidez temporal:
Toda lesión que imposibilite transitoriamente al asegurado para el desempeño de su profesión habitual.

J

Jubilación:
Situación de pasividad laboral en la que queda el trabajador al cumplir una edad reglamentaria. La prestación por jubilación que concede la Seguridad Social consiste en el pago de una pensión vitalicia, a partir del momento de cese laboral.
Jurisdicción:
Territorio en que un juez ejerce sus facultades.

L

Límite máximo de indemnización:
Importe pactado en póliza que supone la indemnización por todos los conceptos a que se puede ver obligado al Asegurador. Principio básico del seguro, por el que el montante de la responsabilidad del Asegurador no puede sobrepasar, en ningún caso, la suma asegurada para determinadas garantías.
Liquidación de siniestros:
Aquel cuyas consecuencias económicas han sido completamente indemnizadas o reparadas por la entidad aseguradora, sinónimo de siniestro pagado.
Lucro cesante:
Pérdida de ganancias a consecuencia de una determinada interrupción. Existen coberturas específicas de seguros para algunas situaciones. Ej. Interrupción de la explotación a consecuencia de incendio e interrupción de la explotación por rotura de maquinarias. En general lo que se ha dejado de ganar por culpa de quién ha ocasionado el hecho (reclamo por Responsabilidad Civil).

M

Margen de solvencia:
Conjunto de recursos constituidos por patrimonio propio no comprometido que como mínimo deben tener las entidades de seguros para poder operar, dando así una solvencia suficiente en caso de posibles desviaciones de siniestralidad, garantizando así sus compromisos con sus asegurados.
Mediador de seguros:
Persona física o jurídica que realiza una actividad de mediación de producción de seguros, de una manera profesional. En España se distinguen dos, "agentes" y "corredores".
Modalidad de seguro:
Cobertura específica dentro de un ramo de seguros, por ejemplo el seguro a terceros en el ramo de automóviles.
Mora:
Retraso o dilación injustificada en el cumplimiento de una obligación. Es nulo el convenio que exonere al asegurador de la responsabilidad por su mora. El asegurador incurre en mora por el sólo vencimiento de los plazos.
Multirriesgo:
Cobertura en una sola póliza de varias eventualidades de daños a unos mismos bienes.

N

Negligencia:
Culpa con descuido, omisión y falta de aplicación. Falta de adopción de las precauciones debidas, sea en actos extraordinarios, sea en los de la vida diaria. Dejar de hacer o hacer lo que no se debe.
Notificación Fehaciente:
Es la notificación de la que se dispone un justificante de que ha sido recibida, indicándose la fecha de recepción; siendo las más usuales el requerimiento notarial, el burofax y el telegrama con acuse de recibo.

O

Objeto del seguro:
Se denomina así a la compensación en forma de indemnización dada por el asegurador como consecuencia del perjuicio económico sufrido en el patrimonio del asegurado, como consecuencia de que se haya producido un siniestro.
Obras de Reforma:
Son las obras de acondicionamiento, reforma, mejora y adaptación realizadas por Usted para acondicionar, adecuar o mejorar el edificio-vivienda objeto del seguro.
Ocupantes:
Persona que es transportada en un vehículo a motor, o que se encuentra en el interior del mismo.
Oneroso:
Característica legal del contrato de seguro. Existe una prestación económica de por medio. De parte del asegurado pagar la prima. De parte del asegurador pagar la indemnización cuando se produce el evento previsto.

P

Período de carencia:
El plazo de carencia es el espacio de tiempo que pasa desde que se contrata la póliza hasta que se puede utilizar el servicio. Se utiliza fundamentalmente en los seguros de enfermedad, y ocasionalmente en algunas garantías de pólizas de accidentes o vida.
Período de gracia:
Período de tiempo durante el cual surten efectos las coberturas de la póliza en caso de siniestro, aunque no se haya cobrado el recibo de la prima.
Pago de capital:
La prestación asegurada consiste en el pago de una suma de dinero acordada en la póliza si acontece el riesgo cubierto.
Pago de renta:
La prestación asegurada consiste en el pago periódico de una cantidad de dinero durante un tiempo prefijado de antemano en la póliza. Pueden darse muchas variaciones y combinaciones de rentas.
Pago ex gratia:
Es el nombre que se le da al pago de indemnizaciones en forma especial, aún cuando se trate de riesgos no amparados por la póliza. Esto se presenta en ocasiones cuando en una pérdida o daño es difícil de definir si el pago debe o no proceder por su complejidad, las circunstancias en que ocurrió o bien cuando se valoran las consecuencias comerciales que tendría para la aseguradora si no realiza el pago.
Peritación:
Es la labor que desarrolla el perito.
Perito:
Persona especialista en el análisis de los daños producidos como consecuencia de un siniestro para una posterior valoración.
Plazo de carencia:
Período generalmente comprendido entre el momento que se formaliza el contrato de seguro y la fecha posterior predeterminada, durante el cual no surten efecto las garantías descritas en la póliza.
Plazo de Preaviso:
Plazo señalado en el contrato de seguro, en el cual tanto asegurado como asegurador podrán comunicar que quieren rescindir el contrato al vencimiento, pero siempre y cuando hayan avisado previamente a la otra parte.
Póliza:
Es el conjunto de documentos en los que se hacen constar los términos del Contrato.
Está formada por:
  • Condiciones Generales.
  • Condiciones Particulares, que individualizan el riesgo.
  • Suplementos o Apéndices que se emitan a las mismas.
  • Solicitud que sirvió de base para la emisión del Seguro.
  • Recibos de prima.
Póliza colectiva:
Término opuesto a la póliza individual, la diferencia con ésta básicamente es el número de personas que quedan cubiertas por la misma. En la póliza colectiva nos encontramos ante una sola póliza mediante la cual un grupo de individuos quedan asegurados.
Póliza flotante:
Se utiliza para simplificar los trámites que serían necesarios para actualizar el contenido de una póliza que está sujeta a variaciones. Es, por tanto, aquella póliza que concede al asegurado una garantía abierta (sujeta a ciertos límites) debido a las especiales características de variabilidad del riesgo.
Preexistencia:
Demostración de la existencia de los bienes asegurados o bien de su situación. Incumbe al asegurado.
Prestación:
Se denomina así en el sector "seguros" al conjunto de obligaciones que tiene el asegurador respecto al asegurado cuando concurre la existencia de un siniestro.
Prima:
Es el precio del seguro que se paga junto con los recargos e impuestos correspondientes. Este precio se ha fijado teniendo en cuenta las garantías de la Póliza, con todas sus inclusiones, exclusiones y limitaciones y de acuerdo con el riesgo que se ha declarado.
Prima comercial:
También llamada prima bruta o prima de tarifa, y es la que el asegurador aplica a un riesgo determinado y para una cobertura concreta, está formada por la prima pura más los recargos de administración, gestión y gastos comerciales.
Prima de riesgo:
Es la parte de prima que técnicamente debe cubrir la siniestralidad pura, sin incorporar los elementos externos de gastos de gestión.
Prima de inventario:
Resultante de sumar a la prima de riesgo o pura los gastos de administración.
Prima Fraccionaria:
Aquella que está calculada estrictamente para el período de tiempo, menor de un año, durante el cual tiene validez el seguro.
Prima Fraccionada:
Aquella que, aún calculada en períodos anuales, es liquidada por el asegurado mediante pagos periódicos más reducidos para facilitarle de esta manera el pago, estos periodos suelen ser mensuales, trimestrales, y semestrales.
Prima nivelada:
Aquella que permanece invariable durante la vigencia del riesgo.
Prima periódica:
Aquella que el tomador del seguro satisface cada año y a lo largo de toda la duración de este.
Prima pura:
Prima de riesgo y la que representa el coste real del riesgo asumido por el asegurador.
Prima única:
Esta prima supone el pago de una sola vez y de forma anticipadade la totalidad de las primas que deberían pagarse en posteriores periodos. Esta prima suele corresponder al seguro de vida. Con el pago de la prima única el asegurado queda liberado de la obligación de pago de las siguientes primas. Su valor corresponderá al que en el momento de emitirse la póliza tengan las obligaciones que recaen en la entidad aseguradora.
Prima variable:
Se contrapone a la prima fija. En ella, y debido a determinadas circunstancias previamente contempladas, el importe de la prima variará a lo largo de la vigencia del contrato. El tomador podrá participar de los resultados económicos de la entidad de tal modo que en caso de obtenerse excedentes obtendrá beneficios.
Primer Riesgo:
Forma de aseguramiento por la que se garantiza un valor determinado hasta el cual queda cubierto el riesgo, con independencia del Valor Total que pudieran tener los bienes asegurados, sin que sea de aplicación la Regla Proporcional.
Proposición del seguro:
Documento formalizado por el presunto asegurado o contratante, en el que se describen las características del riesgo que se desea asegurar, a fin de que la entidad aseguradora , tras su estudio, acepte o no y aplique en su caso la prima adecuada.
Proporción indemnizable:
Las pólizas de daños establecen que los bienes deben asegurarse al 100% de su valor real, de no ser así en caso de que sea menor el valor asegurable, la compañía pagará los daños en la proporción que guarden el valor real y el valor asegurable.
Prorrata:
Medida de la prestación. Cuando la suma asegurada sea inferior al valor asegurado el asegurador solo indemnizará el daño en la proporción que resulte entre ambos valores.
Prórroga de seguro:
Renovación de las garantías objeto de la póliza por un periodo de tiempo posterior al fijado previamente en el seguro y en condiciones similares a las que anteriormente tenían vigencia. Normalmente la prórroga de los seguros se produce de forma automática, y por anualidades, excepto en los seguros contratados por tiempo limitado y en aquellos seguros en los que se produzca un preaviso en contrario por cualquiera de las partes contratantes.
Provisiones:
Sistema técnico-económico del que se valen las entidades de seguros para la proyección temporal de los riesgos asumidos por ella.

R

Ramo:
Modalidad/Modalidades relativas a riesgos homogéneos que son asumidos por el asegurador. Se distinguen en función de cuál sea el objeto a asegurar en el contrato; Ejemplo: Vida, Incendio…
Reaseguro:
Instrumento del que se vale una aseguradora para compensar su cartera de riesgos, igualando u homogeneizando los mismos, mediante la cesión de parte de ellos a otras entidades.
El reaseguro sirve par distribuir entre varios aseguradores los excesos de los riesgos, permitiendo al asegurador directo operar sobre un conjunto de riesgos muy parecidos, además de poder obtener participaciones de riesgos homogéneos de otras aseguradoras.
Reducción:
Es el derecho a continuar asegurado dejando de pagar las primas futuras, que implica necesariamente una disminución de similar de las prestaciones acordadas. Equivale a aplicar la provisión matemática acumulada, con algún descuento, como en el caso del rescate.
Regla proporcional:
Procedimiento de cálculo de la indemnización a recibir en caso de siniestro y que será de aplicación cuando se produzca infraseguro.
La fórmula de aplicación de la Regla Proporcional, será la siguiente:
Daño producido multiplicado por la Suma asegurada de la Garantía y dividido todo ello por el Valor de los bienes objeto de dicha garantía.
Renta:
Utilidad o beneficio que rinde anualmente una cosa.
Renta vitalicia:
Es la que, en virtud de un seguro de renta, pagará el asegurador al asegurado mientras este último viva.
Renovación del seguro:
Acto por el que, por acuerdo entre las partes que han suscrito la póliza, las coberturas quedarán prorrogadas para un nuevo período de cobertura, normalmente un año, en las mismas condiciones anteriores. Como norma general los seguros se renuevan automáticamente y por lo tanto es requisito la voluntad expresa de una renovación de una de las partes para que el seguro quede anulado al vencimiento.
Rescate:
Operación que se da lugar en algunas modalidades del seguro de vida, por la cual, por voluntad del asegurado, recibirá por parte de la entidad aseguradora la cantidad correspondiente a la provisión matemática constituida para el riesgo objeto de cobertura. De esta manera la póliza quedará totalmente rescindida.
Responsabilidad Civil:
Es la obligación que tiene una persona de reparar los daños y perjuicios producidos a otra como consecuencia de una acción u omisión, del mismo o de una tercera persona por la que tiene que responder (Ejemplo: un padre por su hijo menor de edad) y siempre y cuando haya habido culpa o negligencia en el causante del mismo.
Responsabilidad Civil profesional:
Cobertura de este ramo que ampara la responsabilidad civil incurrida por el ejercicio de una determinada profesión. Por ejemplo: responsabilidad civil médica, del arte de la construcción, etc.
Riesgo:
En términos de seguros, podemos decir que riesgo "es la posibilidad futura e incierta de que por azar se produzca un evento desfavorable para una persona o su patrimonio".
Riesgo asegurable:
Aquel que por su naturaleza es susceptible de ser asegurable, es decir, cumple con los caracteres de riesgo.
Riesgo sistémico:
En finanzas, riesgo sistémico es el riesgo común para todo el mercado entero. Puede ser interpretado como "inestabilidad del sistema financiero, potencialmente catastrófico, causado por eventos idiosincráticos o condiciones en los intermediarios financieros". Se refiere a los movimientos de la economía entera y tiene una gran gama de efectos. La gran preocupación del riesgo sistémico es la potencial fragilidad de algunos mercados financieros. Si los participantes transaccionan en niveles excesivos sobre sus bases de capital, la quiebra de alguno de los operadores puede privar a los demás de liquidez, y producir un efecto dominó que exponga a todo el mercado a la quiebra.
Robo:
Es la apropiación de cosas ajenas cuando media fuerza en las cosas o violencia o intimidación en las personas, con el fin de obtener ánimo de lucro.

S

Salvamento:
Se denomina así al hecho, tanto de procurar evitar los daños durante el siniestro, como los de los objetos, después de ocurrido, que hayan resultados indemnes.
Seguro:
El seguro desde un punto de vista de contraprestación, podemos decir que el seguro es una operación por la cuál una de las partes (asegurador) se compromete al pago de una indemnización cuando se haya producido el evento contemplado en el contrato como siniestro, y como consecuencia del mismo se haya dado una situación desfavorable para la otra parte (asegurado) y todo eso cambio de una prima o precio del seguro.
La otra parte (asegurado) sin embargo se compromete al pago de la prima y ha facilitar toda la información que esté a su alcance para conocer las causas y la valoración del evento, más técnicamente llamado siniestro.
Desde un punto de vista de actividad, el seguro es una actividad de servicios.
Seguro de asistencia en viaje:
Modalidad de seguro, por la que se presta al asegurado una serie de servicios con la finalidad de resolver todas las incidencias que le hayan surgido, durante un viaje.
Seguro de Asistencia Sanitaria:
Mediante este seguro el Asegurado recibe asistencia médica a través de los médicos y hospitales que la Compañía tenga contratados para la prestación de este servicio; en caso que el Asegurado acuda a un centro no concertado por su Compañía Aseguradora, ésta no se hará cargo de los gastos que pueda suponer la asistencia médica.
Seguro de Automóviles:
Este seguro tiene por objeto el pago de indemnizaciones derivadas de accidentes de circulación en los vehículos a motor, las indemnizaciones serán hasta los límites fijados en el contrato de seguro y dependiendo de la modalidad de seguro de autos con la que nos encontremos, quedarán cubiertos con las mismas, los daños materiales y personales que se hayan derivado del accidente.
Las modalidades más conocidas del seguro del automóvil son dos, los seguros "a terceros" o los seguros "a todo riesgo", y la característica más destacable de ambos, es que en el primero sólo se cubren los daños materiales y personales a los límites fijados en la ley y del vehículo o vehículos contrarios, en ninguna caso el del asegurado y sin embargo en el segundo quedan cubiertos todos los daños tanto materiales como personales sin límite y de todos los vehículos implicados.
Seguro individual de Vida:
Aquél por el cual se cubre la vida de la persona asegurada objeto del contrato.
Seguro Multirriesgo del Hogar:
El objeto de este seguro es proteger a los propietarios/inquilinos de una vivienda contra las pérdidas económicas que se den como consecuencia de que se produzcan ciertos riesgos y que estos afecten a toda o parte de la vivienda; Ejemplo: Incendio, rotura de cristales...
Seguro de ocupantes del automóvil:
Dentro del seguro de accidentes individuales y complementando de manera general al seguro de autos, por este seguro la entidad aseguradora se obliga a indemnizar dentro de los límites pactados, el fallecimiento o la incapacidad, sea parcial o total de las personas que viajen en el automóvil, previsto en el contrato de seguro, y como consecuencia de un accidente de circulación. Asimismo también se garantiza la asistencia sanitaria.
Seguro de Reembolso de Gastos:
Mediante este seguro el Asegurador se compromete a reembolsar parcialmente, o en su caso, totalmente, los gastos médicos y hospitalarios en los que haya incurrido el asegurado, siempre dentro de las condiciones fijadas por cada póliza.
El reembolso será parcial cuando el asegurado acuda a clínicas no concertadas con la Entidad Aseguradora, en este caso, ésta aplicará una franquicia a cargo del asegurado ya preestablecido del coste de las prestaciones. Habitualmente es el asegurado el que debe abonar directamente el coste a la clínica y posteriormente acudir con los recibos originales a la compañía para que le reembolse la cantidad correspondiente una vez deducidas las franquicias que fuesen aplicables. La Compañía asumirá el importe total del servicio prestado cuando el asegurado acuda a uno de sus centros concertados. En este caso el coste suele ir a cargo de la Compañía, siendo necesaria además, con carácter general, la previa prescripción médica y la autorización expresa de la Compañía aseguradora.
Seguro de robo:
En este seguro el asegurador se compromete dentro de los límites pactados en el contrato, a indemnizar los objetos robados al asegurado o a indemnizar si fuera el caso los daños producidos por ese robo o tentativa de robo.
Siniestro:
Todo hecho accidental e imprevisto cuyas consecuencias dañosas están total o parcialmente cubiertas por las garantías de la Póliza. Se considera como un sólo y mismo siniestro, todos los daños materiales y corporales ocasionados, que provengan de una misma causa.
Siniestro declarado:
Es el siniestro que ha sido comunicado al asegurador.
Siniestro liquidado:
Es el siniestro cuyas consecuencias económicas, han sido indemnizadas al asegurado.
Sobreprima:
Es como una prima complementaria, y se llama así a la prima que tiene la función de cubrir la parte correspondiente a la agravación de un riesgo.
Sobreseguro:
Situación que se produce cuando el valor de los bienes es inferior a la Suma Asegurada.
Solicitud de seguro:
Documento mediante el cual solicitamos a una compañía de seguros que nos haga una oferta basándose en unas coberturas que queremos cubrir, en España la solicitud de seguro no vincula al solicitante de la misma.
Subagente:
Persona designada por un agente para colaborar en sus funciones de mediación de seguros.
Subrogación:
Acción de reservarse los derechos de repetición contra quien se estime responsable. Los derechos que correspondan al asegurado contra un tercero, en razón de un siniestro, se transfieren al asegurador hasta el momento de la indemnización abonada. El asegurado es responsable de todo acto que perjudique este derecho del asegurador, pero éste no puede valerse de la subrogación en perjuicio del asegurado. La subrogación es inaplicable en los seguros de personas.
Suma Asegurada:
La cantidad fijada en cada uno de los conceptos objeto del seguro y que constituye para cada uno el límite máximo de indemnización a pagar por la compañía Aseguradora en caso de siniestro.
La Suma Asegurada salvo pacto en contrario corresponderá al valor total de los bienes asegurados.
Suplemento de la póliza:
Documento que complementa a una póliza en la que se establezcan modificaciones, el suplemento contendrá la inclusión o exclusión de nuevas garantías, cambios en capitales asegurados o cualquier otra modificación de la póliza.
Suspensión de Garantías:
Acción y efecto de quedar temporalmente sin vigencia los efectos de una póliza o contrato de seguro.

T

Tablas de mortalidad:
Son los baremos actuariales donde se reflejan las posibilidades de fallecimiento de las personas, agrupadas por edades y por el periodo de vida que en cada grupo se considera probable.
Tasa de prima:
Es el tanto por ciento o por mil que se aplica a cada uno de los valores asegurados para obtener la prima de riesgo.
Tomador del seguro:
Es quien contrata la póliza a la compañía aseguradora y asume el pago de la prima. Frecuentemente coincide con el asegurado.

U

UNESPA:
Acrónimo de Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras. Patronal del Seguro, que surge de la agrupación de las entidades aseguradoras para la defensa de los intereses sectoriales.
Unit Linked:
Es un producto de seguros de vida que invierte en una cartera de fondos de inversión, con beneficios fiscales derivados de la no consideración de plusvalías fiscales los cambios de un fondo a otro.
Usos y costumbres:
Fuente de derecho que, en ausencia de norma legal que los contradiga, pueden ser alegados ante los tribunales en apoyo de una acción judicial.
Usuario:
Persona que recibe el beneficio de un producto, ya sea consumiéndolo o creando mediante un proceso posterior, otro producto destinado a la venta. A veces se utiliza como sinónimo de consumidor.
Usufructo:
Es la cesión del uso y disfrute de un bien a otras personas distintas al propietario (nuda propiedad).
Usura:
Interés excesivo o abusivo en un préstamo.
Usurpación de funciones:
Delito cometido por quien, sin título o causa legítima, realice actos propios de una autoridad o funcionario público, atribuyéndose carácter oficial.
Ut supra:
Expresión latina que significa más arriba. Se emplea en textos oficiales o formales para indicar algo que ya se ha señalado anteriormente.

V

Valor asegurable:
Análisis de los bienes asegurables y su cuantificación económica de manera objetiva.
Valor de mercado:
Precio por el que puede comprarse un bien u otro similar.
Valor de Nuevo:
Valor de reposición de un bien asegurado en un momento determinado y en estado de nuevo.
Valor de reposición a nuevo:
El correspondiente al valor de nuevo de los bienes garantizados en el momento anterior a la ocurrencia del siniestro o el coste de reemplazo con materiales nuevos de clase, calidad y capacidad operativa similares.
Valores garantizados:
En algunas modalidades del seguro de vida, existen lo que se llama "valores o derechos garantizados" y que se denominan a los derechos de reducción, anticipo y rescate del tomador de la póliza de vida.
Valor Real:
El correspondiente al valor de nuevo de los bienes garantizados en el momento anterior a la ocurrencia del siniestro, deducidas las oportunas depreciaciones según su antigüedad, grado de utilización, estado de conservación, etc.
Valor residual:
Es el valor que se acuerda por el cual el arrendatario puede quedarse con el bien arrendado en las operaciones de Leasing o Renting.
Valor Total:
Forma de aseguramiento por la que se garantizan los bienes asegurados, pudiendo ser de aplicación la Regla proporcional.
Valor Venal:
Es el valor de venta del objeto o bien asegurado inmediatamente antes de la producción del siniestro.
Vencimiento del seguro:
Fecha de finalización de su vida como contrato.
Vicio propio:
Mala calidad defecto o daño físico inherente a la naturaleza propia de los bienes o cosas aseguradas. El asegurador no indemnizará los daños o pérdidas producidos por vicio propio de la cosa, salvo pacto en contrario. Si el vicio hubiera agravado el daño, indemnizará sin incluir el daño causado por el vicio.
Vigencia del contrato de seguro:
Período de validez del contrato, tiempo en el que tiene efecto.
Volatilidad:
Representa las variaciones de cotización de los productos financieros. Se considerará volátil un valor cuando el precio varía en una amplia frecuencia, en relación con el resto del mercado. En estadística equivaldría a la desviación típica de una serie de datos.