Razones por las que debemos contratar un seguro de vida

Seguro_vida

Uno de los motivos que lleva a muchas personas a contratar un seguro de vida es el de proteger a su familia en caso de fallecimiento. Pero hay muchos otros motivos, como veremos más adelante. Un seguro de vida no solo cubre la vida sino que también puede cubrir una incapacidad laboral o una enfermedad.

Los seguros de vida son una herramienta de previsión ya que en los peores momentos pueden convertirse en un salvavidas para toda la familia. ¿Por qué aseguramos nuestro coche o nuestra cosa e incluso nuestro smartphone y no nuestra vida?

La edad más recomendada para contratar este tipo de seguro es entre los 30 y los 50 años. Aunque, evidentemente, todo depende de la situación de cada persona, si ha formando una familia, si tiene una hipoteca…A la hora de contratarlo no solo importa la edad, sino también el estado de salud del futuro titular de la póliza. Para la contratación se deberá responder un cuestionario o incluso pasar un reconocimiento médico. Este trámite se realiza para saber si el futuro asegurado tiene alguna enfermedad. En algunos casos los resultados pueden implicar la denegación de la contratación.

La prima de un seguro de vida suele ser anual y su importe depende principalmente de la edad del asegurado y de la prima que se quiera contratar. Obviamente a más edad y más capital más prima tendremos que pagar.

¿Cuáles son los principales motivos para contratar un seguro de vida?

  • Proteger a la familia: La muerte del asegurado es una de las principales coberturas de un seguro de vida. En el caso de fallecimiento el beneficiario de la póliza (cónyuge, hijos…) recibirán una indemnización. Así se minimizará el impacto económico derivado del fallecimiento.
  • Capital pendiente de la hipoteca: La mayoría de las familias destina gran parte de sus ingresos a pagar mensualmente la cuota de la hipoteca. Muchas entidades financieras obligan (aunque no sea obligatorio) contratar un seguro de vida en el momento de firmar la hipoteca. Así si uno de los titulares de la hipoteca fallece la póliza cubrirá el importe pendiente del asegurado. De esta manera la familia no tendrá que hacerse cargo de esta parte de la hipoteca.
  • Garantizar el futuro de los hijos: El seguro de vida puede destinarse a los estudios de los hijos. Es una buena manera de saber que podrán continuar sus estudios en el colegio, instituto o en la universidad

Y ¿qué importe contrato?

Los expertos recomiendan contratar como mínimo el capital pendiente de la hipoteca en el caso de tener una o el salario neto de 5 años de uno o los cabeza de familia.

En resumen, un seguro de vida ofrece la tranquilidad de que los tuyos van a estar protegidos, porque la tranquilidad no tiene precio.

Si te animas, puedes pedirnos un presupuesto sin ningún tipo de compromiso.